Igbomakro y Adjima

A la llegada a Manigri ayer domingo nos esperaban para inaugurar el edificio del Centro cultural Alaine aunque todavía la obra no está acabada.

Bailes y una pequeña representación teatral destacando la importancia de la educación, amenizaron la ceremonia. Después, los discursos de agradecimiento por su parte y de búsqueda del compromiso de todos en la educación de los jóvenes por la nuestra.

Visitamos las nuevas instalaciones distribuyendo los espacios de la futura biblioteca y del aula informática y multimedia. Estimamos el equipamiento necesario y encargamos los presupuestos para ir avanzando en su financiación.

Hoy toca inaugurar la escuela de preescolar de Igbomakro y las aulas de primaria de Adjima. En esta última localidad nos esperaban el año pasado más de 120 niños en cinco Pallozas de palos y hojas de palma. Hoy inauguramos sus primeras tres aulas y no serán las últimas.

En Igbomakro, la primera petición que recibimos de la población fue la escuela de preescolar. También querían una maternidad y unas aulas para el instituto. Eso fue en 2012. En el día de hoy podemos compartir con ellos la felicidad de haber completado toda su solicitud. En todos los casos hemos contado con su participación en las obras. Mano de obra no especializada, arena para el relleno, la comida de los albañiles,...

Hoy nos han pedido una biblioteca. Os lo contaremos más despacio.

Tanto en Adjima como en Igbomakro, nos han obsequiado con su alegría y los tradicionales cabrito, pintadas y ñame. En Igbomakro, además, el rey nos ha invitado a comer.

De vuelta a Manigri hemos visitado el Cyber de la "Association des handicapés solidaires"

Ya de atardecida, hemos visitado una serrería financiada hace años por Manos Unidas y después hemos aprovechado para repasar la jornada y algunos posibles nuevos proyectos con la Misión de Manigri, alrededor de unas "beninoises"

No hay comentarios.

Agregar comentario