AULAS EN IGBOMAKRO Y ADJIMA

En la región de la Donga estamos realizando numerosos proyectos de financiación de edificios para escolarización de la numerosísima población infantil y juvenil existente en la zona, un área rural del norte de Benin. Para ello seguimos la lógica de financiar centros de secundaria y bachiller en lugares clave y más céntricos, para proceder después a financiar escuelas de primaria en sus alrededores. Este es el caso que nos ocupa en esta ocasión.

Queremos financiar sendos edificios de aulas. Uno para escolarización primaria en Adjima. El otro para pre escolar en Igbomakro. Ambas poblaciones enviarán a sus hijos e hijas al centro de secundaria que financiamos en Igbo Dogué, cuando éstos acaben sus estudios de primaria. Es la lógica de unas inversiones hechas para que los jóvenes y sobre todo las jóvenes puedan completar el itinerario escolar completo.

En nuestra visita de febrero de 2018 estuvimos en ambas localidades.

En Adjima llegamos en la hora de más calor del día y nos reunimos con la población a la espera de que los alumnos volvieran a la clase. Desde donde estábamos esperando no podíamos ver la escuela. Cuando llegó el momento, nos sorprendió encontrar una incipiente escuela de escolarización primaria con 160 niños y niñas en 4 chozas de palos y hojas de palma y una de barro, pero nos sorprendió aún más la seriedad con la que la población se había tomado la educación de sus hijos. De momento ellos pagan a los profesores y, por lo que pudimos ver, éstos estaban haciendo una estupenda labor. Nos quedó muy claro que merecen nuestro apoyo,... que es el vuestro.


Necesitamos 16.100 euros, que es el presupuesto para un edificio pequeño pero de 3 aulas, con despacho y almacén.

Ese mismo día estuvimos en Igbomakro. Nos recibieron en la maternidad que les financiamos en 2014 y que en estos momentos se encuentra en pleno funcionamiento siendo útil para las madres de la zona. De allí a la recepción con el Rey. Ya somos viejos conocidos y nos recordó una de sus peticiones anteriores: una escuela de pre escolar para los más pequeños. Una petición que había quedado relegada por la maternidad (2014) y por las aulas de secundaria (2016). En ambos casos la población hizo sus aportaciones puntualmente por lo que en este caso el debate fue rápido y pronto llegamos al acuerdo. Necesitamos 7.000 euros. Ellos pondrán su trabajo, la arena, el agua, la madera para los encofrados y la grava si les ayudamos con el transporte

No hay comentarios.

Agregar comentario