Las mujeres en la Donga

La Donga es una de las 4 regiones en las que se divide el norte de Benín. Zonas eminentemente rurales y con un gran número de poblados diseminados por un vasto territorio. Allí desde finales de 2016, la Fundación Alaine financia un programa de apoyo a la emancipación de la mujer en el ámbito rural. Un proyecto compuesto por sensibilización contra la violencia hecha a las mujeres, la promoción de Comunidades de ahorro y crédito interno, micro finanzas y alfabetización. (más detalles).

El desarrollo del programa sobre el terreno se realiza de la mano de la Cáritas local de la Diócesis de Djougou (capital de la Donga).

Este año 2020, este programa cuenta con el apoyo de la Parroquia Santa María Madre De Dios de Tres Cantos a través de sus diferentes programaciones solidarias: Festival de Navidad, Huchas de Primera Comunión,…

Este año, también ha tenido características especiales en el norte de Benin y no sólo debido a la pandemia general, sino sobre todo, al desastre provocado por una estación de lluvias que llegó tarde y arrasando cosechas, chozas e incluso algunas vidas. En ese escenario hablamos con Cáritas Djougou y con la Parroquia de Tres Cantos para sustituir la parte de alfabetización, por la financiación de actividades generadoras de recursos para las mujeres. Con hambre y sin poder nutrir adecuadamente a tus hijos es muy difícil ponerse a aprender.

Así, con el apoyo de la Parroquia de Tres Cantos, el trabajo de la Cáritas Djougou y la idea de las mujeres para conseguir recursos en un año como éste, hemos podido financiar unos sencillos tostadores de cacahuetes y anacardos para que más de 500 mujeres puedan compartirlos y con su trabajo consigan mejorar sus ingresos y con ello mejorar la nutrición familiar y poder continuar enviando a sus hijos y sobre todo a sus hijas, a la escuela.

Este año, la pandemia (las mascarillas) nos oculta las sonrisas de las mujeres, pero os podemos asegurar que su alegría es inmensa. Dependen de sí mismas y de su trabajo para sacar adelante, con dignidad, a su familia. ¿No es eso lo que queremos todos?

¡Muchas gracias! a los que lo habéis hecho posible.