Microfinanzas

prom 3En julio de 2011 la Fundación Alaine puso en marcha un Programa de microfinanzas para mujeres de los poblados de los alrededores de Nikki, dotando con 34.000 euros un Fondo rotativo y reservando
6.000 euros para los gastos de funcionamiento del primer año. El objetivo era llegar a 750 mujeres a razón de 30.000 francos cfa (45 euros) de préstamo a cada una, en grupos entre 20 y 40 mujeres. En paralelo se planteó que cada mujer junto a la devolución de su préstamo, entregara unos ahorros que permitieran que, a partir de la tercera campaña, pudiera disponer de un capital propio para seguir con su actividad productiva de forma independiente al microcrédito anual.

A lo largo de 2012 se recuperaron el 100% de los préstamos realizados y se recibieron “ahorros” de las mujeres en porcentajes que fueron del 40 al 60% del monto entregado. En la actualidad, ya se está recibiendo la devolución de la segunda campaña y el Programa continúa con morosidad cero y con un volumen de ahorros que debería permitir que muchas de las mujeres pudieran ser ya autónomas ¡con un año de antelación sobre lo previsto!. Con el resultado de la Cena Solidaria en Madrid, se dotaron, además, otros 6.000 euros para el mantenimiento del Programa.

La experiencia de estas dos campañas, nos anima a incrementar el fondo rotativo para poder llegar a más mujeres. Nos anima a cofinanciar CON ELLAS máquinas que hagan que su trabajo de transformación del karité, del molido del grano o del trabajo de la tierra sea más liviano y más productivo.

Muchas han sido en estos meses las anécdotas que han perlado nuestro aprendizaje con ellas. Todas nos animan a continuar y a aumentar el tamaño del Programa. A una mujer, su marido le quitó el dinero para utilizarlo él en sus cosas. El grupo completo de mujeres con la Hermana Sophie entre ellas se presentó en la casa donde estaba con una de sus “otras mujeres” y la ocuparon, decididas a no salir de allí hasta que el hombre devolviera el dinero a su mujer. La mujer recibió toda la solidaridad y el apoyo de sus compañeras. El hombre solo obtuvo un aislamiento consentido por el resto de los hombres. Con la recuperación del dinero garantizaron que no volviera a ocurrir. Ningún hombre querrá pasar por eso.prom 1

En otro poblado dos mujeres del grupo huyeron con el dinero. El resto se hizo responsable del importe con cargo a sus beneficios. No quisieron pasar la vergüenza de que la gente pensara que en Barikeye las mujeres no eran suficientemente responsables o que no eran capaces de cumplir sus compromisos.

En Belle son ya 60 mujeres y hay otras 40 que quieren entrar. En la reciente devolución del préstamo, una de las mujeres de este poblado devolvió 10.000 francos cfa más (15 euros). Dijo que en su préstamo de 30.000, dos billetes iban pegados y que en realidad recibió 40.000. Nadie se había dado cuenta. En el banco lo habían considerado una “diferencia de caja” y las cuentas de nuestro Programa cuadraban a la perfección, pero las de aquella mujer no y aunque nadie le reclamó nada, no quiso quedarse con lo que no era suyo ni fruto de su esfuerzo. En la foto junto a la Presidenta del grupo de mujeres y el Jefe del poblado de Belle. Los hombres también están orgullosos del trabajo de sus mujeres.

No hay comentarios.

Agregar comentario